Consultamos al Dr Diego Nicolás Santoni, Mastólogo, Ginecólogo Oncólogo; sobre los pasos a seguir, situaciones y emociones que deben afrontar muchas mujeres luego de recibir un diagnóstico de Cáncer de Mama. Y esto fue lo que nos comentó:

La información respecto al cáncer de mama es muy amplia, tal es así que existe una subespecialidad llamada Mastología. El mastólogo es el profesional idóneo para la educación, prevención,  diagnóstico, manejo quirúrgico y es el pilar para el manejo multidisciplinario de esta patóloga tan prevalente. El equipo esta integrado por : mastólogo, oncólogo clínico, cirujano plástico, radioterapeuta, psicooncólogo, nutricionista y genetista.

En Argentina, y Mendoza no es ajena a esto, las campañas de concientización y educación son muy escasas. La falta de conocimiento, los miedos infundamentados , la imposibilidad en muchos casos de acceder a estudios en el sistema público a corto plazo y actualmente las medidas de aislamiento por la pandemia  impiden un diagnóstico del cáncer de mama en estadíos iniciales y por ende disminuye drásticamente la tasa de sobrevida de las pacientes.

Los controles mamarios y ginecológicos han disminuido un 70 % durante la pandemia, mientras tanto el cáncer de mama no está en cuarentena.

El cáncer de mama diagnosticado y tratado en estadíos iniciales tiene una tasa de curación del 90 %. Por eso la importancia de los estudios anuales  y la consulta con un médico mastólogo disminuyen la cantidad de estudios innecesarios y la pérdida de tiempo valioso para actuar. A su vez la experiencia y la contención del mismo disminuye la angustia y la ansiedad de la paciente que es muy grande al enterarse de este diagnóstico.

El diagnóstico de cáncer de mama desencadena un impacto psicológico. La mayoría de las mujeres experimentan sentimientos de ansiedad, incertidumbre, miedo o depresión. Después, más allá de la noticia, está la esperanza. Uno de los problemas de esta enfermedad es el miedo que produce al asociarse inevitablemente a la idea de muerte. Adaptarse a vivir con una enfermedad exige tiempo, paciencia, apoyo e interés por participar en el cuidado de la propia salud. Vivir con una enfermedad plantea nuevos retos a la persona que la padece. Aprender a afrontar esos retos es un proceso largo. Entender qué  ocurre y participar activamente en el cuidado de la propia salud ayuda a afrontar los nuevos retos que van apareciendo.

Resulta fundamental que los profesionales de la salud conozcan y comprendan las necesidades psíquicas de las pacientes diagnosticadas de cáncer de mama ya que el estado emocional influye directamente en el proceso de afrontamiento y recuperación.

Es importante aclarar que la palabra cáncer no es sinónimo de muerte y que las chances de curación en estadíos iniciales es muy alta. Además existen múltiples líneas de tratamientos modernos para enfrentar esta patología.

Dr Diego Nicolás Santoni

M.P. 7901

Médico Mastólogo y Ginecólogo Oncólogo