El cáncer de próstata es la segunda causa de muerte en hombres mayores de 50 años, en primer lugar se encuentra el cáncer de pulmón. En Argentina cada año se detectan 3700 casos, solo por consultas. Por eso es fundamental hacer un chequeo anual con tu médico urólogo.

¿Qué es y cómo se origina?

Es el tumor maligno más común en la población masculina de más de 50 años de edad, mientras que en adultos mayores se ubica entre las principales causas de muerte.

Se origina cuando las células de la próstata comienzan a crecer sin control. La próstata es una glándula que sólo tienen los hombres. Esta glándula produce parte del líquido que conforma el semen. 

Este tumor suele crecer de manera silenciosa y muy lentamente, por lo que a menudo no presenta síntomas tempranos. En etapas avanzadas, los síntomas más frecuentes son los siguientes:

  • Aumento en la frecuencia al orinar
  • Flujo urinario débil
  • Urgencia al orinar 
  • Sangrado en la orina
  • Dolor pélvico o lumbar

Causas: 

Si bien no se conocen las causas que originan el cáncer de próstata, existen factores de riesgo que favorecen su desarrollo:

  • Edad: Mayores de 50 años
  • Antecedentes familiares: el riesgo es mayor si padre o hermano tuvieron la enfermedad.

También los malos hábitos alimenticios, las dietas ricas en grasa animal y la adicción al tabaco. Por eso, los especialistas recomiendan a los varones llevar una dieta saludable, realizar actividad física todos los días, dejar de fumar y acudir periódicamente al urólogo a partir de los 40 años de edad.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • Uno de cada siete hombres en el mundo es diagnosticado con cáncer de próstata a lo largo de su vida. 
  • 10% de los casos de cáncer de próstata pueden darse como resultado de una predisposición genética o hereditaria.

De acuerdo a los especialistas, la detección temprana es un factor fundamental para su prevención y tratamiento.

Detección temprana

La detección temprana se realiza mediante un control urológico, que se realiza a medida de cada paciente, teniendo en cuenta su edad y la presencia o no de factores predisponentes. Los pilares del diagnóstico son el examen digital rectal que consiste en un tacto rectal y por otro lado el antígeno prostático en un análisis de sangre para medir el Antígeno Prostático Específico (PSA). El diagnóstico definitivo se determina a través de una biopsia prostática.

El tratamiento lo determinará el médico y dependerá del estadio en el que se encuentra el paciente según el análisis del tumor. Puede ser: si es localizado radioterapia o braquiterapia o cirugía. Si el tumor está extendido, el tratamiento muchas veces tiene que ver con bloqueos hormonales.

Ahora ya estás informado. No olvides de realizar tu chequeo anual. Ocupate de tu salud.