En el mes de la celiaquía, queremos contarte de qué trata, cuáles son las causas y los tratamientos para sentirte bien y llevar una vida sana.

 

¿Qué es la celiaquía?

Según la Asociación Celíaca Argentina, la celiaquía es la intolerancia permanente al gluten, conjunto de proteínas presentes en el trigo, avena, cebada y centeno (TACC, de ahí el famoso logo que enuncia SIN TAAC ) y productos derivados de estos cuatro cereales.

El gluten proveniente de estos cereales es tóxico para las personas celíacas. Provoca una atrofia en las vellosidades del intestino delgado, produciendo una alteración en el mismo que impide o dificulta la correcta absorción de nutrientes que contienen los diversos alimentos.

¿Qué causa la celiaquía?

Todavía se desconoce la causa exacta, pero fundamentalmente radica en un trastorno inmunológico en las paredes intestinales.

Generalmente, la celiaquía se encuentra presente en 1 de cada 100 habitantes argentinos. La mayoría lo adquiere por herencia. Es probable que en una familia pueda haber casos de celiaquía heredada y en otras familias directamente no existan personas celíacas.

Si el paciente celíaco no lo concibe por factores genéticos, es probable que la causa se establezca en el tipo de dieta alimentaria (basada en la ingesta de cereales) u otros factores genéticos que el paciente obtenga a partir de otras enfermedades inmunológicas.

Esta afección se puede generar en cualquier momento de la vida del celíaco y se da mayormente en mujeres.

Tratamientos

Lo primero que se debe aclarar es que la celiaquía no es una enfermedad, sino que es una condición determinada.

El único tratamiento que existe, es realizar una dieta estricta que consiste en la absoluta eliminación del gluten en las comidas. Es decir, consumir alimentos Sin TAAC (Sin trigo, avena, cebada y centeno).

Este tratamiento es de por vida, por eso se debe evitar la ingesta de los alimentos que poseen gluten, ni siquiera en pequeñas cantidades. Si se consume cotidianamente pequeñas cantidades de estos alimentos, puede producir en el paciente graves afecciones intestinales.