Esta vez hablaremos de uno de los malestares más frecuentes entre las personas, la Gastritis. Si bien puede afectarnos en cualquier época del año es común que en los últimos meses aumente el número de personas que lo padecen gracias a la gran cantidad de cenas, eventos y fiestas que se nos presentan. Pero no es el único factor o motivo por el cual podemos sufrir esta problemática, uno de los grandes factores, entre otros, es el estrés. Los invitamos a aprender un poco más sobre el tema, las causas, su prevención, qué alimentos podemos consumir y cuáles no.

¿Qué es la Gastritis? 

Es la inflamación de la mucosa que recubre las paredes del estómago. El revestimiento del estómago contiene células que segregan enzimas y ácido que ayudan en la digestión y que cuando se inflama ocasiona molestias.

Las causas de este malestar pueden ser:  

  • Fármacos como ácido acetilsalicílico, naproxeno o ibuprofeno.
  • Infección del estómago con la bacteria Helicobacter pylori.
  • Reflujo de bilis hacia el estómago o reflujo biliar.
  • Estrés excesivo.
  • Abuso de alcohol o ingesta de sustancias corrosivas, como algún tipo de veneno.
  • Ingesta de alimentos picantes.
  • Fumar
  • Trastornos autoinmunes.
  • Infección viral, déficits en el sistema inmunológico.

Otras causas menos comunes que pueden producir gastritis puede tener que ver con haberse sometido a una cirugía mayor o sufrir alguna enfermedad gástrica que pueda inflamar la mucosa del estómago.

En relación a los síntomas, aunque en algunas ocasiones esta patología no presenta, las personas que la sufren pueden experimentar las siguientes molestias:

  • Dolor abdominal.
  • Náuseas y vómitos.
  • Acidez de estómago.
  • Aerofagia.
  • Ausencia de hambre o inapetencia 
  • Heces de color negro y vómitos con sangre

Prevención

Podemos tener algunas cosas en cuenta a modo de precaución para no vernos afectados con este malestar como por ejemplo evitar el uso de las sustancias que pueden inflamar la mucosa del estómago; el consumo prolongado de medicamentos como el naproxeno, el ibuprofeno o el ácido acetilsalicílico; reducir la ingesta de alcohol y disminuir las comidas fuertes que irriten el revestimiento estomacal.

Ahora bien, otro punto a saber son los tipos de gastritis que se clasifican según la duración o la sintomatología de la patología. 

Según la duración:

- Gastritis aguda: dura algunos días y desaparece cuando lo hace el agente causante. Suele estar causada por el consumo prolongado de algunos fármacos, la ingesta excesiva de alcohol o el estrés.

- Gastritis crónica: Dura meses o incluso años. La principal causa es la infección por la bacteria Helicobacter pylori. También puede deberse a una alcalinización del pH del estómago que se origina por el reflujo biliar.

Según la sintomatología y las consecuencias que pueda acarrear

- Gastritis erosiva: Se produce cuando se origina una ulceración en la mucosa del estómago, debido a la debilidad de las mucosas que las protegen, que dejan pasar los ácidos. Tiene una gran relación con el abuso de tabaco y alcohol. Las erosiones pueden llegar a producir sangrado.

 - Gastritis atrófica:La capa protectora del estómago resulta afectada, incrementando el riesgo de sufrir cáncer de estómago. La causa más común es la presencia de la bacteria Helicobacter pylori. Otros síntomas: anemia, déficit de alguna vitamina o mala absorción de los nutrientes durante la digestión.

Por último es muy importante saber qué alimentos podemos consumir y cuáles no en este tipo de enfermedades, ya que algunos pueden fomentar e intensificar el malestar y otros que ayudan a tener una dieta adecuada y disminuir la problemática. 

Alimentos prohibidos para las gastritis que pueden agravar la enfermedad y sus síntomas como:

  • Verduras y hortalizas: brócoli, coliflor o pimientos.
  • Frutas ácidas o poco maduras: cítricos como el limón o el pomelo.
  • Lácteos enteros: leche entera, la nata y el queso curado.
  • Carnes ricas en grasas: embutidos como chorizo o el salchichón.
  • Bebidas con gas.
  • Bebidas con cafeína: café o té.
  • Salsas y condimentos picantes

Alimentos recomendados para la gastritis que no causan ningún perjuicio en el estómago en el caso de sufrir gastritis son:

  • Pasta y arroces.
  • Pan blanco.
  • Verduras cocidas.
  • Pescados.
  • Productos lácteos desnatados.
  • Bebidas sin cafeína.
  • Carnes magras, como pollo, pavo o conejo.