La osteoporosis no presenta síntomas y suele descubrirse recién cuando se produce la primera lesión grave o fractura, que generalmente se da en muñecas, caderas y vértebras.

Con la edad no sólo se deteriora la calidad del tejido óseo, sino que además los músculos pierden su fuerza y su función.

El diagnóstico temprano permite detectar esta enfermedad que no presenta síntomas y que se manifiesta finalmente con una fractura que podría ser evitada. Aconsejamos realizar consultas periódicas con especialistas para obtener un diagnóstico

Esta patología está relacionada a la postmenopausia. Sin embargo,  suelen darse casos donde la osteoporosis afecta a mujeres jóvenes.

 Esta enfermedad es tratable. Para ello es necesario que el paciente registre cambios en su estilo de vida: realizando actividad física e incorporando una adecuada cantidad de vitamina D y calcio.

Causas de la Osteoporosis

El cuerpo necesita los minerales calcio y fosfato para formar y mantener huesos saludables.

  • A lo largo de su vida, el cuerpo sigue tanto reabsorbiendo el hueso viejo como creando hueso nuevo.
  • Siempre que exista un buen equilibrio de hueso nuevo y viejo, los  huesos se mantendrán saludables y fuertes.
  • La pérdida ósea sucede cuando se reabsorbe más hueso viejo que el hueso nuevo que se crea.

En ocasiones, la pérdida ósea sucede sin una causa conocida. Otras veces, los huesos delgados son hereditarios. En general, las mujeres de raza blanca, mayores tienen más probabilidades de presentar pérdida ósea.