Hay momentos en la vida de una mujer, de una pareja y de una familia entera que hacen que las cosas cambien por completo. La llegada de un bebé es uno de ellos, y por lo general, trae consigo grandes sentimientos de felicidad, crecimiento, plenitud, pero también surgen los miedo, la incertidumbre, pero tranquilos que las puericultoras vienen al rescate.

Para comenzar, la puericultura es la disciplina científica que se encarga del desarrollo saludable y de la crianza de los niños. Se trata de un concepto cercano a la pediatría. Lo que se busca es difundir información y conductas que favorezcan el desarrollo biopsicosocial del niño. Se trabaja desde el inicio del embarazo y luego en uno de los momentos más importantes, la lactancia.

¿Qúe son las Puericultoras?

Se conoce como puericultora a la persona especializada en puricultura. Generalmente son mujeres que incentivan, promueven y difunden los beneficios de la Lactancia Materna en todos sus aspectos: físico, emocional, mental y espiritual desde la concepción, vida intrauterina, nacimiento y los primeros años de la primera infancia. Entregan todo su amor, dedicación y asesoramiento a las futuras madres durante su embarazo y primeros meses de maternidad y lactancia. 

Ser padres es algo maravilloso y a su vez un desafío y aprendizaje constante. Sin lugar a dudas la llegada de un bebé moviliza y mucho, por lo que está bueno tener en cuenta en qué situaciones y de qué manera actúan las puericultoras.

En la lactancia:

  • Apoyan y estimulan el vínculo mamá-bebé.
  • Procuran una correcta prendida al pecho de la madre y una eficaz succión.
  • Cuidan los pechos y resuelven complicaciones como pezones agrietados y sangrados, conductos tapados y mastitis.
  • Asisten a la mamá y bebé cuando no se logra un aumento de peso del recién nacido.

Orientan en situaciones como:

  • El “regreso a casa” con el bebé.
  • Durante la internación del hijo en Neo.
  • Extracción y conservación de la leche materna.
  • Vuelta al trabajo de la madre.
  • En el sueño, llanto y límites.